domingo, 2 de agosto de 2009

Divagaciones



"Qué extraños son los afectos...qué caprichosos e imprevisibles pueden ser a veces los sentimientos que nos hacen, en según qué ocasiones, amar a la persona más inadecuada...Hasta que un buen día y nadie sabe por qué, el encanto se quiebra y entonces esa persona nos parece aún más despreciable de lo que ya es no por sus pecados, que siempre conocimos, sino precisamente por el hecho de haberla amado, o al menos haberla deseado. Y es que todos creemos que se ama a alguien por sus virtudes o por sus atributos, sean éstos físicos o morales, pero es mentira. Jamás se ama o se desea a alguien por sus virtudes, por muy grandes que éstas sean, SINO SIEMPRE A PESAR DE SUS DEFECTOS.

Ahora sé que existe en nuestras vidas, y sobre todo en nuestro afectos, un extraño dispositivo, algo así como una llave de paso que hace que todo cambie en un segundo, bien encendiéndose de pronto una llama, bien apagándose para siempre. Pasado el tiempo, uno puede dar todo tipo de inteligentes razones para explicar qué produce ese mágico y por otro lado tan caprichoso chispazo o qué lo extingue."


Estas palabras no son mías, pero os dejo con ellas para que reflexionéis y me contéis (los que queráis y no anden de vacaciones) qué os remueven.


Es muy curioso esto del amor y de los flechazos en general, ya sean sentimentales o simplemente de afecto o de cariño.

Y es muy curiosa esa sensación cuando miras a una persona y te unes para siempre a ella con un gesto o una palabra, una copa o un detalle tan nimio como una risa o un apretón de hombro.

Y es muy inquientante también el vacío que encuentras cuando, por el mismo insignificante detalle, te das cuenta que estás a años luz de ella o él, y que nunca volverá a ser lo mismo. Por muchas sonrisas y quétales que se intercambien.



http://www.goear.com/listen/c3a6f67/Lemon-Tree-fools-garden
(La señora de la foto es Teresa Cabarrús, la dueña de las palabras con las que comienza esta entrada)

17 comentarios:

Nacho dijo...

Yo siempre tuve un sexto sentido para saber de quién no enamorarme.

Sundance dijo...

Jo Nacho, qué suerte, porque yo hasta ahora (menos mal, ya era hora de acertar) creo que era un imán para lo contrario...

Chica, yo te entiendo muy bien, que también lo he sufrido.
Y a tí no te pasa, tiempo después cuando te lo cruzas en cualquier parte eso de pensar "pero qué carallo le vi yo a este tío???!!!"

MIRIAM dijo...

Antonio Gala, dice que cuando empiezas a ver los defectos de una persona es que has dejado de estar enamorado.

Esto del amor es complicado.Admiro el sexto sentido de Nacho, porque yo soy como Camilo Sexto" siempre me voy a enamorar de quien de mi no se enamora"
En fin seguiremos intentandolo!!

hormiguita ana dijo...

bien cierta es la fragilidad de cualquier sentimiento, tanto bueno como todo lo contrario!!!

bien cierto es que en un solo segundo puede pasar cualquier cosa.....

me ha gustado eso de..."Jamás se ama o se desea a alguien por sus virtudes, por muy grandes que éstas sean, SINO SIEMPRE A PESAR DE SUS DEFECTOS"

verdad universal!

Nacho dijo...

Según teorías propias, siempre he pensado que a las chicas les cuesta más acertar.

mari dijo...

Puf, que complicado esto de los sentimientos que dependen de cada momento, circunstancia y estado de ánimo.

Besos con sueño

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Pues yo tengo un ojo....!!!

Por cierto, pero tu no estabas de vacaciones?

Avisa ok?

Suerte, de la Mala, pero Suerte dijo...

Sin llegar a lo de Tonino Carotone y su "Me cago en el amor", he de reconocer que el amor ese tan romántico y abrasador me queda un poquito grande. Creo más bien en la complicidad mutua que nace del conocimiento personal recíproco. También es verdad que el amor femenino no tiene nada que ver con el masculino, ya que nuestras seseras funcionan de manera radicalmente opuesta y más y más en los temas de los amoríos y su contrapartida: los odios.

cactus girl dijo...

Nacho, pues no te creas que no es un buen sexto sentido ese...Aunque creo que nadie estamos a salvo de equivocarnos alguna vez. Yo pienso que he acertado por fin,pero no te creas que no he besado ranas..bueno, sapos, mejor dicho (o renacuajos)..

Sundance: sí me pasa, sí, que cuando ves a algún antiguo noviete te das u coscorrón con la primera pared que te encuentras..

Muchos besos a los dos

cactus girl dijo...

Miriam, no pierdas la esperanza, mujerrrrrrrrrrrrr, que algún día llegará tu príncipe...Y si no, pues siempre estarán las catas, el Yugo y las reuniones esas interminables..

Un beso guapa!

cactus girl dijo...

Hormiga, Mari, hay que contar con eso precisamente, con las cosas que van pasando a lo largo de la vida y con las situaciones tan cambiantes que te hacen pensar una cosa un día y al siguiente tooooooodo lo contrario...Qué complicados somos las pesonas, leche!!!

Bruni: me voy el viernes, cariño, así que hasta el doce o por ahí estaré "desaparecida en combate"..

Muchos besos en la frente a las tres

cactus girl dijo...

Suerte: las mujeres y los hombres amamos y sentimos igual, lo único que nos diferencia es la manera de demostrarlo y de tomarnos las cosas...Pero creo que en el fondo nos duelen y nos joden las mismas cosas...Lo que pasa es que vosotrossssssss, aynssssssss....qué ligericos sois para según qué cosas...

Un beso primo

Nacho dijo...

Voy a matizar mi anterior respuesta. El sexto sentido impide decir que sí a todo lo que se mueve, pero no quita que te puedas equivocar.

cactus girl dijo...

Vaaale, si te había entendido...no te enfaaaaaaades.....

rockdelgo dijo...

bueno, bueno... esto es complicadísimo!! cada cual es un mundo, hay gente pa´tó, el amor no conoce fronteras, para gustos los colores, quien te entienda que te compre, hasta que el árbitro no pita el final no termina el partido, María dime algo con amor...-¡¡amorfo!!,...
Complicadísimo!!

cactus girl dijo...

Siiiiiiii...Rockdelgo ha definido el amor y las relaciones sociales muuucho más gráfico y sencillo que 40 poetas! Ni Generación del 27 ni copón..

Me parto contigo, rockero.

Un beso gigante

hécuba dijo...

Me quedo con esto que ha dicho suerte (de la mala, pero suerte :)

he de reconocer que el amor ese tan romántico y abrasador me queda un poquito grande. Creo más bien en la complicidad mutua que nace del conocimiento personal recíproco.

Un beso y felices vacaciones :)

Si el equilibrio me espera un poco más...quizá llegue a tiempo de alcanzarlo...