domingo, 17 de enero de 2010

De Planetas y otras historias...


Anoche lo terminé. Ni lo recomiendo ni lo dejo de recomendar. Simplemente lo terminé.


Exceptuando algún que otro fragmento que contiene una frase de esas que te quedas pensando media hora en cómo aplicarla a tu vida y en si le puede dar solución a algo concreto que te pasa en ese momento, el resto de la novela es pasable.


Vas leyendo porque te interesa saber el final de la historia, pero en el fondo ya lo sabes. Está bien escrito, con una sensibilidad que me ha gustado. Pero no sé, me ha dejado así...que ni chus ni mus.


Cuenta la vida y milagros de una emigrante caboverdiana desde que nace. Su lucha para ser algo en la vida y los problemas que de ello se derivan. Insisto: bien escrito, pero más de lo mismo. Malos tratos, desilusiones, machismo, penurias...


La verdad es que he reflexionado un poco acerca de este tema. Sinceramente, puede que sea un pelín intransigente con la inmigración en este país, sobre todo porque a veces cometo un error muy común, y es el de meter a la gente en el "mismo saco" y generalizar. Nunca me paro a pensar en cómo se siente toda esa gente tan desarraigada de sus vidas y me cuesta comprender que manzanas podridas de nacionalidad española hay también unos cuantos bastantes.


Lucho cada día por comprenderles, por ponerme en su piel y a veces lo consigo, pero otras veces no, la verdad. La empatía que suelo tener con casi todo el mundo me suele abandonar a veces con este tema.


Dios o quien sea que rige el cosmos "ha colocado" mi casa en una calle muy céntrica, sí, pero es una calle donde cada día convivo con 7 u 8 culturas distintas, donde huele a Kebap y donde en verano, con las ventanas abiertas, escucho cumbias, reggetones, himnos rumanos y tangos.


La letra con sangre entra, dicen...


18 comentarios:

Yuria dijo...

Dudé en comprarlo, ahora sé que no. Para penurias me basta con ver la realidad; y alguna peli que ya conozco de los temas que dices. Gracias por tu crítica.

cactus girl dijo...

YURIA, ahora que dices de películas, este libro es un estilo a El color púrpura más o menos...(más o menos, eh?). Pero en la época más actual.

Si te lo regalan, vale.

Un besete

Lakacerola dijo...

El libro no creo que lo lea entre otras cosas porque me tiene que enganchar (suspense, terror,) en cuanto a lo de la inmigración yo tb vivo en un barrio con mucho inmigrante e incluso hice un post (dia 15) dejando entrever algo. No me considero xenófoba (tengo amistades de otros paises) y voto siempre a partidos con clara orientación social, pero eso no quita que crea que si la inmigración se permitió en un tiempo para suplir la demanda de mano de obra y el descenso de natalidad en España, ahora no es el momento de alentarla, sino más bien ayudar a esos países a que puedan desarrollarse en sus propios paises. Es dificil explicarse en este tema sin que nos tachen de xenófobos o racistas.
Un abrazo y buen post.

Lourdes dijo...

He pensado que no me voy a comprar el libro. jeje
Y en cuanto a lo de los inmigrantes, creo que todas las ciudades se están volviendo muy cosmopolitas. Yo tb tengo vecinos de cuatro países distintos. Y si vienen a trabajar, me parece estupendo. El problema es cuando no hay trabajo para todos, claro.

Besos!

cactus girl dijo...

LAKACEROLA, llevas razón. Es un tema bastante espinoso, pero del que más o menos todo el mundo tiene una opinión. Unos la expresan más abiertamente y otros nos cuesta un poco más, por lo que dices tú, porque no quiero que me tachen de lo que no soy.
Un beso y gracias!

LOURDES, cuando no hay trabajo para todos y esas familias tienen que comer y sobrevivir. Entonces es cuando algunos se buscan la vida de la peor manera posible y empiezan los problemas.

Un beso diablilla!

Sonia R dijo...

La verdad es que es un tema del que parece que no es cómodo hablar. A mí me pasa un poco como a ti, que tengo mi opinión pero intento no manifestarla en según qué sitios o tengo cuidado, porque parece que enseguida a una la tachan de xenófoba, y no es eso para nada. Sirva decir que mi pensamiento va más en la línea de Lakacerola.
Y el libro... bueno, avisada quedo. ;D
Un beso!

Fiebre dijo...

Pinchos, lo que tú dices va a misa. Lo tenía en cartera para echarle un vistazo en la FNAC...y como que ahora voy a pasar.

Y en este tema, tod@s más o menos estamos igual (excepto alguna poca gente realmente comprometida con la causa).
Queda bonito decir que no somos xenófobos etc pero...y pero...siempre andamos con los peros a vueltas.

Los vecinos más educados de mi bloque son los de color del primero y los marroquíes del segundo. Con diferencia y sin dudarlo.
Pero seguro que si me entero del tipo de subvenciones que cobran por el piso (que a mí me han negado) o alguna cosa similar, casi casi me haría Lepenista.
(Exageración, aunque sé que me pillas)

Al final nos duele a todos lo que nos duele.

cactus girl dijo...

SONIA, entonces estamos más o menos de acuerdo... Oye, la crónica de Sherlock Holmes, ya!!!!

Un besete

FEVER, claro que te pillo...Y esa sí que es buena. Cobrar subvenciones y ayudas de no sé qué...solamente por el hecho de ser inmigrante en sí...bueno, bueno...ese tema daría para otro post.

Un besaco en la frente

Sandra dijo...

Hace años que tengo claro q los Premios Planetas no me gustan, desde el huerto de mi amada de Echenique, dije q era el ultimo q me leia, y asi ha sido. No me suelen gustar, y por lo q dices de este, se ve q no me equivoco.

Lo de la inmigración, pues estoy contigo, tambien soy un poco intransigente, pero claro hay q ponerse en el lugar de esas personas y sentir lo q deben sentir al abandonarlo todo y empecar de cero en un pais q no es el suyo, y q la mitad de las veces nada tiene q ver con su cultura.

Me cuesta ponerme en su lugar, quiza por eso, tambien sea poco permisiva con este tema.

Beset!.

cactus girl dijo...

SANDRA, pensaba que iba a romper la maldición de los Premios Planeta, porque a mí tampoco me ha gustado ninguno, pero me parece que esta vuelta todavía no la rompo...Con la de Echenique directamente no pasé de las 30 primeras páginas.

Un besete

LA YOLI dijo...

He de reconocer que yo si tengo facilidad para empatizar con la gente y en este caso también, aunque reconozco que en ocasiones me tropiezo con cada pieza...

hécuba dijo...

Yo siempre pienso en cómo me sentiría yo si estuviera en otro país y no sé, supongo que no me fijo en las subvenciones, ni en esas cosas, solo puedo pensar en cómo me gustaría que me tratasen a mí y en lo duro que debe ser. Claro que yo soy una blanda para estas cosas.

Bérnicus dijo...

No puedo con el tema de la inmigración, simplemente no puedo.

Sí, manzanas podridas hay en todos los cestos. Y sí, también, toda generalización es siempre falsa.

Conozco y trato inmigrantes que viven y trabajan en la más completa y absoluta normalidad. En mi empresa tenemos un médico libanés, una enfermera chilena y una doctora rumana, que son los tres de lo mejorcito de por aquí. Elma tiene una compañera rumana que es un verdadero sol, y otra argentina en la que puedes confiar a ciegas porque es noble y leal hasta decir basta.

Y sin embargo...

El edificio donde vive mi madre (en invierno) es una pequeña ONU, y no hay día que no se líe una pajarraca o acabe apareciendo la Guardia Urbana. Los que allí viven no tienen la mínima conciencia de respeto a los demás, la más mínima noción de las normas básicas para la vida en comunidad, y si te atreves a decirles (educadamente) cualquier cosa, te escupen más que gritan que eres un facha y un racista, y se quedan tan anchos. Aunque lo que les pides es que dejen de lanzar brasas ardientes por el patio de luces antes de que se incendie alguna cortina, más que nada porque una galería no es el mejor sitio para montar una barbacoa...

No, lo siento, no puedo con ellos.

RAMPY dijo...

HOla cactus, estoy de acuerdo con tu reflexión y tomo nota de la recomendación . No era precisamente de los que tenía en cuenta para comprar, teniendo en cuenta la gran lista de libros que tengo .
Un rampybeso y feliz domingo.

MARIETA dijo...

Antes devoraba todas las novedades.... No lo eh leído aún. Estoy con "La mano de Fátima" que em trajeron los reyes.
Saludiños.

cactus girl dijo...

Me gustaría ser más empática, pero de verdad, a veces me cuesta. Creo que mi posición se acerca mucho a BÉRNICUS. Los buenos vale, pero es que los malos son mu malos, leñe!!

En fin, no quiero que nadie se moleste. Simplemente es un tema más, espinoso, pero un tema más. Un beso grande a todos.

Fiebre dijo...

Pinchos, ¡HELP!

Por favor, léete el post de Hécuba titulado "No me gustan los lunes".

cactus girl dijo...

Gracias por tu confianza FIEBRE. SI le iba a decir algo, pero me daba la sensación que me metía en un charco.

Un beso, AMIGA.

Si el equilibrio me espera un poco más...quizá llegue a tiempo de alcanzarlo...