lunes, 5 de julio de 2010

Completamente de acuerdo

"Hay muchas cosas que no entiendo de la blogosfera. Muchas. Pero la que más me intriga no tiene que ver con los blogueros, qué va. Tiene que ver con quienes no lo son.

Me refiero a esos comentaristas omnipresentes, omnisapientes y omniscientes que no escriben su propio blog. No hace falta que matice ¿no? todos sabemos quienes son. ¿O sí hace falta? A ver, doy unas pinceladas, a ver si así...

Da igual el blog que visites: personal, de adolescente, de macramé, geek, de deportes, sobre sexo, sobre psicología, sobre literatura, cine o televisión... vayas donde vayas, ellos están ahí, soltando mamotretos infumables, sentando cátedra sobre cualquier tema que una se pueda imaginar, desdiciéndose continuamente y apelando a menudo a su amplia experiencia en la blogosfera para reforzar sus opiniones. Que, digo yo, si tanta experiencia tienes y tanto llevas como comentarista y como bloguero/a ¿aún no te has enterado de que es imposible que sepas de todo, todo el rato, Y QUE SIEMPRE TENGAS RAZÓN? ¿Cómo no te das cuenta de que no eres bienvenido?

Son inasequibles al desaliento. Por mucho que otros comentaristas, cansados de sus tonterías y sus larguísimos comentarios, les refuten continuamente con argumentos sólidos e incluso les mienten sus propias palabras para demostrarles lo inconsistentes que son, siguen y siguen y siguen. Vuelven a comentar una y otra vez, sin descanso. He llegado a leer una súplica de una bloguera que pedía a una de estas, por favor, que no volviera a comentar. En el siguiente post explicaba con pesar que había activado la moderación de comentarios para que nadie tuviera que soportarla más. Triste.

Son broncas y malrrollistas, encabronan al personal, se inventan cosas que nadie ha dicho y pierden el respeto a menudo, aunque como lo enmascaran entre muuuchas palabras creen que nadie se da cuenta. Y luego apelan impunemente al respeto que se les debe ¡y no se les cae la cara de vergüenza ni nada!

He detectado dos o tres en mi blogomundo. Al pricipio leía sus larguísimos comentarios sin sentido y pensaba "anda, esta no se ha enterao de nada, pobre" o "mira, uno de esos de "yo vengo a hablar de mi libro", que dice lo que le apetece y se pira". Pero me fui dando cuenta de que no, lo hacían a propósito. Me entraron ganas de saber qué escribían, más que nada, para echarme unas risas, porque si sus comentarios eran así sus blogs debían ser una joyita. Pero no, cual fue mi sorpresa al descubrir que no tienen el perfil disponible o no tienen blog. Mmmmm, qué intrigoso.

Así que empecé a perseguirles por la blogosfera. Empecé a fijarme en lo que hacían, para aprender a detectarlos rápidamente, yo no quería uno así en mi blog. Me convertí en una CSI de comentaristas babosos. Y, un día, harta de que los interminables mamotretos de uno de ellos interrumpiera constantemente el hilo de los comentarios, hice una cosa terrible: cree un perfil nuevo, copié su imagen y me llamé como él. E hice un comentario diametralmente opuesto al que había hecho hacía dos horas. Nadie se escandalizó, porque nadie le prestaba ya atención. Ni siquiera él dijo nada. Durante unos días visité los blogs que él visitaba y seguí haciéndolo. Seguí boicoteando su presencia. Incluso me animé y comentaba antes que él, para ver que hacía. Se fue apagando.

Un día, desapareció. No volví a leerle. Hubo alguna mención en los blogs en los que comentaba, todas ellas de alivio.

Ahora que pienso en él me lo imagio sentado frente al ordenador, leyendo doscientoscincuenta blogs diarios, sin comentar en ninguno. Necesitado como estaba por comunicar su sapiencia abrió un blog. Tuvo que cerrarlo porque cuatro trolls y tres comentaristas babosos le amargaron la existencia. Después de este blog abrió otro, lo hizo privado y moderó los comentarios, pero nunca nadie le solicitó su participación y lo cerró. A punto de tirar la toalla, lo abrió y en seis meses tuvo tres visitas y un comentario. Recuerda con nostalgia sus tiempos como autoproclamado rey de la blogosfera y se pregunta ¿qué habrá sido del cabrón que me boicoteó? Y llora desconsolado.

Ese es el futuro que me gustaría para todos esos comentaristas babosos, sabiondos y carroñeros. De ilusión también se vive."

Añado a este estupendo texto regalado por Gordi, que aunque yo no haya tenido en mi propio blog comentaristas de este tipo (de momento) sí que los he visto por ahí cuando me voy de excursión por los blogs de los amigos/conocidos/colegas de la red.

Estos comentaristas y los anónimos que solamente insultan al personal y al dueño del blog, son completamente aburridos y lo mejor es no hacerles ni caso.

O luego están los cuasi psicópatas que se insultan a sí mismos en sus propios blogs haciéndose pasar por anónimos (hace poco viví una situación de esas en un blog en el que caí por casualidad).

Es una pena. Esto es para disfrutar y hay gente(como bien dice Gordi) que ha tenido que cerrar el blog y todo.

Gracias Gordi por tu texto. Y claro que te nombro. Porque tu pluma es inconfundible y te lo mereces (ejjjjjqueeeee te llevo leyendo ya tiempo, pero en silencio, como las hemorroides).

http://www.youtube.com/watch?v=BWdLt3Afjrg

28 comentarios:

Daeddalus dijo...

Para mí es un misterio insondable, eso y lo de los "anónimos" que insultan. Si te aburre, si no te gusta algo, por favor, que alguien me lo explique, por qué pierdes el tiempo leyendo.

Sonix dijo...

Ufff, qué buen texto, lo primero que he hecho es ir al blog de tu amiga y hacerme seguidora pues me ha encantado leerla aquí!
No me imagino a una persona así, es decir, no me imagino a alguien que disfruta haciendo el troll por ahí, y aún encima con comentarios hiperlargos e infumables. Y que conste que yo a veces también dejo comentarios largos, pero supongo que no con la misma intención. Lo que digo, que por suerte no me he topado con trolls de ese tipo, aunque sí he visto de los otros, de los de insultar y dar por culo sin más. Y en mi blog por suerte no he tenido, aunque algún cabrón (por desgracia conocido) me dejó comentarios como anónimo. Quité la posibilidad de dejar comentarios anónimos y no volvió a repetirse. Así de valientes son algunos...
Bueno, un beso y gracias por compartir este texto!

cactus girl dijo...

DAEDDALUS, antes pensaba que era aburrimiento o ganas de dar por saco en general. Otras veces he pensado que puede ser algún seguidor que no se atreve a decir a la cara lo que piensa y te lo casca en un anónimo, lo cual me parece una solemne tontería: es mucho mejor no comentar y punto.

Yo leo ochocientos mil (por decir una cifra...) blogs, unos me gustan y otros no. Si no me gusta la entrada o no estoy de acuerdo, a no ser que me toque muy mucho, paso olímpicamente y a otra cosa, mariposa...

Vamos, que todo esto es para decir lo mismo que has dicho tú y para decirte que yo tampoco lo entiendo.

Así que a ver si alguien nos lo explica..

cactus girl dijo...

SONIX, los comentarios largos, que se te van un poco de las manos porque quieres dar una opinión quieres decir mucho, no son el problema, todo lo contrario.

El problema son los anónimoslargosporculerosdeyosoymulistoydetodosé.

A esos son a los que se refiere el texto.

Gracias guapetona!!

Lana dijo...

pienso exactamente igual que daeddalus!! y me ha encantao tu: anónimoslargosporculerosdeyosoymulistoydetodosé!!!

jajajaja espero no encontrar ninguno de esos por mi miniblog!

bssss

cactus girl dijo...

LANA, yo la verdad es que no he tenido de momento ninguno (o no lo recuerdo), pero veo cada cosa por ahí que santa paciencia tienen algunos amigos blogguers...

La leche, vamos..

Un beso guapa

Sonix dijo...

Bonito palabro, Cactus!! ^^

cactus girl dijo...

SONIX, bonito y corto, eh???

Una mamá (contra) corriente dijo...

Buenísimo!

Yo hace no mucho tuve que quitar la opción de comentar como anónimo en mi blog porque tuve bastantes experiencias desagradables además de un troll.

Sobre comentaristas babosos, ahora mismo en mente uno en concreto que puebla muchos blogs que yo visito y tengo muy claros sus objetivos. No sé si terminará apagando, tengo la impresión de que ese tipo de persona tiene mucho tiempo libre que perder y no hay cosa que más le satisfaga que sentar su cátedra.

De todas formas, hay un misterio insondable que a mi me sienta fatal: el de la gente que te lee en silencio y sólo comenta de vez en cuando para ponerte a parir. Yo me pregunto qué lleva a una persona a leer un blog que no le hace ninguna gracia, de un autor que le cae fatal y con el que no comparte nada. A mi si no me gusta algo, me largo y punto. Y si un dia no tengo nada amable que decir, me voy sin comentar antes de tocarle las pelotas a nadie en su cortijo.

Ale, mira qué tostón he escrito! jaja.

Daeddalus dijo...

"anónimoslargosporculerosdeyosoymulistoydetodosé"... jajaja, me ha encantado, me la apunto con tu permiso ;).

cactus girl dijo...

MAMÁ, no te preocupes porque te haya quedado largo, mujer, que tú eres de la casaaa!!

Y no puedo estar más de acuerdo contigo. Y sí, será aburrimiento o ganas de molestar o las dos cosas juntas..

DAEDDALUS, tuya es la megafraseestaquemehasalido...

Sandra dijo...

Muy buen texto, y tan cierto como a vida misma, como te toque un especimen de estos la llevas clara, porque te amarga, si tu consientes q te amargue claro.

Tia q la gente se aburre mucho, hay mucho sentido de inferiioridad, creo q esa es la causa de todo esto.

Besos.

Lourdes dijo...

Yo es que no lo entiendo tampoco. Si no te gusta lo que lees, no vengas, joé, pero déjame en paz a mí y a la gente que entra a mi blog.
Pero es que les encanta hacerse notar como si su opinión fuese más válidad que cualquier otra. Pos no, mira, no! La tuya seguro que me importa una poca leche.
Ainsss, que la gente se aburre y se entretiene "porculeando"...


Besos, niña!!!

Jauroles dijo...

No me queda más que asentir con la cabeza!

Besos.

cactus girl dijo...

SANDRA, LOURDES, JAUROLES, que Dios nos libre...Y que sigamos la fiesta en paz.

Un beso grande a los tres

Sí es lo que parece dijo...

Pues yo afortunadamente, no he tenido nada de eos, de momento.

Al principio si que tuve algún comentario anónimo, pero ninguno ofensivo y hace no mucho uno muy enigmático, con nombre, pero sin blog al que dirigirme...qué cosas

La verdad es que para quién le toque uno de estos debe ser todo un suplicio.

Un beso, me gusta como escribe tu amiga ;)Y soy sieslo, la que tambien escribe rollazos de vez en cuando

Babilonio dijo...

Si que hay mucho troll suelto por ahí y mucho "anónimoslargosporculerosdeyosoymulistoydetodosé" jeje.
No lo digo por mis blogs que los leen pocos pero buenisimos lectores, esperemos que siga asi.
No todo iba a ser bueno en la blogosfera.
Besos

Gordi dijo...

Lo malo de esto es que, una vez más, la mayoría no puede hacer nada con esta gente. Yo les quitaba el carnet de comentaristas y los exiliaba a un sitio sin conexión, a que se trollearan entre ellos.

Un beso

Magdalena Barreto dijo...

Me ha parecedio una exposición fantástica de esos "tocapelotas" que todos hemos visto alguna vez por el mundillo de los blogs. Afortunadamente, yo tampoco me he tropezado con ningún especímen de esos, y espero no encontrármelo, porque me parece de muy mal gusto tratar de boicotear lo que cada uno pretenda expresar con su blog.
Muchos besos

Lakacerola dijo...

Yo cruzo los dedos todos los días, de momento no me he tropezado a nadie así y espero que así siga siendo.
Un abrazo.

DANYGIRL dijo...

Yo flipo también con esta gente...la de tiempo que pierden para nada!

Sí es lo que parece dijo...

Uy pues me parece que hoy estos nos están haciendo el boicot...pshhh...están pasando cosas extrañas hoy en el mundo blogueril, no aparecen los comentarios.

LA VANE dijo...

Muy buen texto y real como la vida misma. Hay gente que lo que buscar es amargar y fastidiar a los demas y la verdad es que no lo entiendo. Yo ya he visto caer unos cuantos blogs por algun anonimo hijo de p... que les ha hecho la vida imposible.

hormiguita ana dijo...

olé ahí mi hermana, amos ya!!!! olé ahí GORDI!!!

besotes freskitos por el aire acondicionado!!!

;-)

Su dijo...

Alguien que comentaba en su propio blog como anónimo? Qué fuerte, no? Yo solo tuve uno un tiempo, pero no era beligerante, solo decía alguna tontería y al final se cansó.

Besos! (me voy a visitar a tu amiga)

cactus girl dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Veo que estamos todos de acuerdo con el artículo de Gordi.

Sabía que os iba a gustar.

Un beso a todos y espero que llevéis bien los calores!

♥ Ana ♥ dijo...

No había leído este post.
Así que hay quien se autoinsulta como anónimo???? jajajajajajajajjajajaja
Me parece increíble, bueno, no tanto, que hay mucho lerdo por ahí sin correa.

CreatiBea dijo...

Buenísimo este post, y genial la investigación y el desenlace.
Gracias por compartirlo.

Un saludo

Si el equilibrio me espera un poco más...quizá llegue a tiempo de alcanzarlo...