domingo, 25 de mayo de 2008

Ed Cunningham




"Amigos son esos extraños seres que nos preguntan cómo estamos y se esperan a oir la contestación".


Esta frase la escribió el señor que da título a mi entrada. Y la frase, de tan obvia y tan simple como es, me parece muy reveladora y muy lógica.


Hace tiempo que tengo bien diferenciada a la gente que le importo de la que no. Sin más detalles. Antes me costaba trabajo diferenciarlo y mis buenos disgustos me ha dado...bueno, mejor decepciones que disgustos, que UN DISGUSTO es otra cosa.


Pero cuando lo sabes, es completamente gratificante el NO FORZAR. Ni una parte ni la otra. Reconozco que desde mi lado, por desgaste, porque pasa el tiempo o porque sí y ya está, hay gente a la que le pregunto cómo está y, en el fondo, me da igual...pero completamente. Y exactamente igual pasará conmigo. Que me pregunten que tal y la respuesta quede en el aire como el humo del cigarro que me esté fumando en ese momento.


Desde que descubrí que no hay por qué darle explicaciones a todo el mundo, que no le tienes que gustar a la sociedad en general, que hay gente a la que le tocas un pie y que hay gente que me lo toca a mí...adquirí una parte de libertad que me hacía falta.


Me cuesta estar a gusto con gente a la que no le importo, pero lo voy consiguiendo poco a poco, en pos de mi estabilidad emocional y, qué coño!, para disfrutar, que al fin y al cabo es lo que interesa.


1 comentario:

a n a dijo...

Amistad, divino tesoro! Este tema me hace sentir muy vulnerable casi... dsd que nací...
Tengo un concepto de la amistad, demasiado grande, tal vez hasta incluso platónico.... Y bueno, no supero muchas cosas, porque no las entiendo (con respecto a las actuaciones de los amigos); tal vez no sea tolerante, tan amiga como yo siempre me siento... y sin tolerancia, no hay nada...

Pero lo importante es saber y ver que los amigos buenos, muy buenos existen, no sé si con una mano incluso con las dos, los cuento; y eso me reconforta..

Si el equilibrio me espera un poco más...quizá llegue a tiempo de alcanzarlo...