martes, 1 de julio de 2008

La mala educación



"Ante un imprevisto enfrentamiento, debo tener bien a punto y afiladas mis mejores armas: la educación y el respeto".




Siempre he tenido una idea y que es sabida por todos los que me conocéis. Me crispa la gente que utiliza como bandera la siguiente frase: "yo es que soy muy sincera/o, y no me callo nada". Y cada vez que lo oigo pienso lo mismo: esta es la excusa perfecta de los maleducados/as, porque, definitivamente, hay cosas que no se pueden decir, comentarios que pueden ser hirientes o, simplemente, gilipollescos y calladitos/as muchas veces estamos mejor. Es mejor pensar que quien calla otorga que, en un alarde de "sinceridad", meter la pata hasta el fondo, quedar en ridículo o, lo peor de todo, hacer daño a los demás.




Por supuesto que uno es libre de expresar sus opiniones, de imponer tu criterio cuando no está de acuerdo, así que de ningún modo pretendo instalar y poner de moda a la sra. censura (y menos yo...que también hablo de más algunas veces). Pero no por ello hay que tomarse la libertad de decir lo que a uno le viene a la cabeza y usar a la sra. sinceridad como excusa.


La sinceridad es otra cosa, señores. El "yo no me callo nunca lo que pienso" es grosero.


Si todo el mundo dijéramos lo que pensamos en determinadas situaciones...esto sería Sodoma y Gomorra.


Cotilleemos con gracia, expresemos nuestras opiniones libremente (y si es cuando nos las piden mejor que mejor), pero siempre con respeto y educación. Y saber callarse a tiempo es de sabios.


Soy impulsiva, espontánea, me gusta el cotilleo sano de vez en cuando, pero si no me gusta la camisa que llevas es probable que no te lo diga (tampoco te diré que es bonita, of course, que tampoco soy hipócrita); si el niño de la mesa de al lado me molesta, prefiero levantarme e irme a otra más lejos...


A pesar de ser muy burraca, la educación, el respeto y el saber estar son mis armas. Hubo un tiempo que me faltaron. Pero las recuperé con creces.


Escuchar a alguien que está tooooooooodo el día quejándose es odioso, incómodo e insoportable. Y si encima viene después la frasecita: "es que digo lo que pienso"....ya me matassssss......



Y tras este soliloquio plasmado en forma de entrada de blog, os regalo un canción...


6 comentarios:

Fiebre dijo...

Joder Cactus, eres mi "otro yo".
Se te ha olvidado decir lo siguiente de este tipo de "personajes":

Cuando te espetan: Es que... ya me conoces, yo digo lo que pienso y, como soy muy sincero a veces me paso...pero ya sabes como soy...
(Manda cojones, y hay que perdonarlos, porque son "azin".)

Y luego ellos/as, no te pasan ni una.
A chorrarla!
Tú lo has dicho: Falta de educación. Punto pelota!

cactus girl dijo...

Exacto...encima "como ya sabemos como son", tienen 2 excusas: la sra. sinceridad y la sra. "donde hay confianza da agggco"...

Y luego tú estás un día seria y te cuelgan el cartel de borde en un plis plas....

EN fin...así va to, como decía mi abuelo!

a n a dijo...

hola, hola, hola,,, ya toy aquí, aunq bueno, eso ya lo sabías...!!!!

y antes de hacer limpieza por mi hormiguero, paso a saludar los de mis vecinas!!!

mirar chicas.... yo siempre me he jactado de ser sincera hasta morir, me costara lo q m costara... y en general, no me ha ido nada bien!!! aunq bueno, creo y espero que educación nunca me haya faltado......

pero... con el paso de los años he llegado a una conclusión.... es mejor poner la sonrisa, y decir SÍ ó NO (lo q corresponda o proceda) aunq no lo sienta... (repito... tanta sinceridad a mí no me ha ido nada bien)

besotes calurosos manchegos!!!

cactus girl dijo...

Es que tanta sinceridad nunca viene bien. Porque la línea que separa la "sinceridad" con la grosería es muy muy muy muy delgada...

Besos de bienvenida..Y actualiza!!!!!!!

a n a dijo...

ya he actualizado un poco, luego haré alguna entrada-resumen-con fotos de esta semanita; por cierto.. a ver si me explicas qué ha pasado,,,, porque algo ha pasado, no?

;->

cactus girl dijo...

No ha pasado nada de nada. Es una reflexión simplemente. Reflexiones blogueras, porque de algo hay que hablar. Y son temas y cuestiones q se me vienen a la cabeza...

Si el equilibrio me espera un poco más...quizá llegue a tiempo de alcanzarlo...