domingo, 4 de octubre de 2009

Declive (momentáneo)




Hoy es el cumpleaños de uno de mis sobrinos preferidos. Cumple 17 años. Se parece mucho a mí, tanto físicamente como en su manera de ser y estar. Tiene toda la tontería encima que se pueda tener a esa edad, a saber: completa incomunicación verbal, monosílabos a tutiplen, cuerpo largo y encorvado cual junco de la pradera ("estírate jomío, que vas a dar con la cara en el suelo", "ayyy, déjame jolín Almu, no me agobies"), chicas que van apareciendo en el messenger como setas....



En fín, entre este cumpleaños y otras cosas, hoy estoy un poco apretá. He pasado un finde muy bueno pero no sé por qué, yo, que siempre voy con mis treintaytantos a mucha honra, estos días me veo out. Ya no quiero ser mayor.



Tantos recibos, tanta hipoteca, tanta responsabilidad... Tengo ganas de que llegue mañana y calzarme mi babi de 7 leguas y menguar un poco hasta los 5 años.




12 comentarios:

Amparo dijo...

uuuuuuuuuh adolescentes, que me vas a contar, tengo una en casa de 14 y madre mia, y que problema hay en tener treintay tantos?? que no me entere yo de que te da el bajon tonta que estamos en la mejor edad

un besazo preciosaaaa

Anónimo dijo...

Que casualidad, hoy es el cumple de mi sobrina Julia, cumple 14 y que pavo tieneeeeeeeeeeeeeee!!!!! Pa entenderla hay que ponnersse el disfraz de adolescencencia( si te acuerdas y reciclado claro)En fin, mañana me pondre mi babi negro.

Aida dijo...

Yo no puedo decir lo mismo, porque siempre odié el colegio y no me gustaría nada volver a esa edad!
Casi que me quedo como estoy!
Mua!

rockdelgo dijo...

es una edad horrible... y sé que todos hemos pasado, con más o menos fortuna, por esos años, pero lo siento mucho, no los aguanto; NUNCA, JAMAS podría dar clase en un Instituto, prefiero mis cuatro chinitos de 5 años, ni papa de español y que parece que desayunasen anfetas... cualquier cosa a los adolescentes!!!

Tordon dijo...

Estimada Cactusa:
La adolescencia es un estado que me fascina.
Cuando los observo, leo el enigma en sus rostros: Nunca sabes si a continuación van a llorar , a escupir o a dar un gritito de alegría.
Es la edad que -para mi -representa mejor la esencia humana: Siempre con incertidumbres, beligerancia ante el entorno que se presume hostil, emociones compulsivas, perplejidades, titubeos y el corazón siempre a flor de piel , presto para estallar.
Recuerdo con nostalgia mi primer amor adolescente: Fue algo volcánico, indescriptible, apasionado, incontrolable…
Eso sí, me duró una semana…
Bss

Sandra dijo...

Yo tampoco quiero ser mayor, y caes en la cuenta de q ya tienes tus añitos, precisamente cuando ves a tus sobrinos crecer. Ufffff

Janton dijo...

Pues yo hasta los cinco no, pero volver a los dieciséis... Ufff si pudiera!!

Pero bueno, conste que esos ataques de "yanopuedomás" se me pasan enseguida, sobre todo cuando pienso en volver a tener los jodidos exámenes de física...

Nada, nada, que cada mayo trae sus flores, y como ahora no es estado nunca de bien (mejor pensar así que empezar a tomar Prozac...)

cactus girl dijo...

Os informo que ya se me ha psado el declive...si ya sabía yo que era momentáneo...

Hoy me he vuelto a subir en los tacones y pa chula yo...ni veinteañeras ni narices..hombre ya!!

Un beso muy gordo a todos, y con abrazo incluído

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Hola guapísima, ya pasó el declive, verdad? no, si contigo no hay quien pueda.
Que digo yo, que taitantos, no son tantos jodía, que me haces sentir viejita coño!!

besoooooooooooooossssssssss!!!!

RAMPY dijo...

Hola cactus, he venido a visitar tu blog y me ha encantado. Probablemente, me encontrarás más por aquí
Un rampybeso

cactus girl dijo...

BRUNI, que no digas viejita, di madurita que queda más mono y más interesante...

RUMPY, bienvenido, y espero que vuelvas. Bueno, no lo espero, TE LO ORDENO!!!

Un beso gordo a los dos

Nebroa dijo...

Lo que describe tordon es genial, y son las mejores virtudes de esa etapa, eso sí, el defecto habitual que contemplo: la prepotencia arrolladora con la que te crees que te vas a comer el mundo, que todos los mayores están equivocados y que tú sabes más de todo que nadie. Esa puede conmigo y los odios profundamente jajaja

Si el equilibrio me espera un poco más...quizá llegue a tiempo de alcanzarlo...