lunes, 2 de mayo de 2011

Homenaje


"Esos locos que enseñan. Esas locas que enseñan. Yo los conozco. Los he visto muchas veces. Son raros. Salen temprano por la mañana y están en el cole una hora antes, otros recorren todos los días más de 100Km de ida y otros tantos de vuelta. Están locos.


En verano les dan vacaciones, pero no desconectan del todo, piensan en sus clases, preparan tareas para el curso siguiente. En invierno hablan mucho, siempre llevan caramelos de miel y limón en los bolsillos, otros con una botella de agua a su lado. Su garganta siempre está dolorida, pero siguen enseñando, a veces fuerzan su voz, pero siguen transmitiendo sus conocimientos con cariño e ilusión.


Yo los he visto, no están bien de la cabeza. Salen de excursión con sus alumnos y se encargan de gestionar autorizaciones, recogida de dinero y responsabilidad extra.


Qué será de ellos y ellas. Por la noche sueñan con el colegio, se les aparecen planetas, ecosistemas y personajes históricos. He escuchado que llegan cargados con cuadernillos y exámenes, que han corregido la tarde anterior en su casa.


Son mujeres y hombres, casados, solteros,...de diferentes edades, pero a todos les apasiona su trabajo, ver crecer a sus alumnos, ayudarlos y conseguir de ellos ciudadanos competentes.


Los he visto muchas veces. Están mal de la cabeza. Algunos dicen de ellos que viven muy bien, pero les han recortado el sueldo y siguen trabajando incluso más que antes, algunos no miran ni su nómina porque su pasión por la enseñanza los hace ciegos a pensar en el cobro. Disfrutan con lo que hacen, aunque haya padres que los discutan y les quiten autoridad, ellos siguen hacia adelante.


Están mal; por las tardes quedan para hacer cursos de formación y no les importa perder tiempo de su ocio para reciclarse.


Dicen que son autocríticos y que hacen balance de sus experiencias educativas, que se frustran cuando no salen las cosas como esperaban,
que se alegran cuando sus alumnos avanzan.


Están mal de la cabeza, yo los he visto. Dicen de algunos que fueron muy importantes, que siempre tienen palabras de aliento; dicen sólo que son MAESTROS y que se sienten MUY ORGULLOSOS DE SERLO.

¡Tú estás entre esta gente, por suerte para tu alumnado!"

(Texto enviado por mail de una maestra de las buenas. Sí, ya sé que no es el día del maestro ni nada parecido, pero espero que os guste tanto como a mí. Y no, ni son todos lo que están ni están todos los que son, por desgracia).

32 comentarios:

Sí es lo que parece dijo...

Cuando yo trabajaba de maestra recibí uno muy parecido, emociona verdad?

Siempre he admirado la dedicacion y la vocación de muchos maestr@s que llevan toda su vida ejerciendo con las mismas inquietudes y ganas que el primer dia.

Qué sería de nosotros sin ellos? Apuesto lo que sea a que todos guardamos un buen recuerdo de alguno de nuestros profes.

Bonita entrada, seguro que tu eres bien merecedora de esas palabras.

Besos

Jota Mate dijo...

Ese escrito dice verdades como puños. Qué bonita la palabra Maestro. Persona de quien se ha recibido enseñanzas de mucho valor. Este es su significado. ¿Hay algo que dignifique más a una persona que llamarla maestro?
El mismo Jesús de Nazaret es llamado Maestro.
Un homenaje a todos los que nos dedicamos a la enseñanza.
Un saludo.

rockdelgo dijo...

Qué bonita profesión hemos elegido!!
tan poco valorada por el conjunto de la sociedad y, al tiempo, tan gratificante en su día a día!
Besos

Lourdes dijo...

Qué bonito el texto!! Y sí, yo tb he admirado siempre esa profesión. Porque además he conocido a muchos a lo largo de mi vida de estudiante, que vivían su vocación al máximo.

Me ha encantado, niña!

Un beso enorme!!

Yuria dijo...

Me ha gustado tanto como a ti. A los que nos gusta esto, "qué locos estamos", pero qué felices.

Quiero comentarte lo anterior también, así que, sigo leyendo.

Yuria dijo...

Bueno, pues, ya estoy de vuelta. me he quedado por el post del ruido, ese ya no.

Hasta prontito.

E dijo...

Me gusta. Mucho.
Un besazo!

David dijo...

La verdad es que tenéis un mérito que no se os reconoce.
Sólo os pido una cosa.... no mandéis tantos deberes¡¡¡¡¡

Por favor, que estoy acabando a las nueve de la noche de hacer deberes.

AMADO dijo...

Soy Maestro jubilado escribiendo sus memorias.
Esto es lo más hermoso que "me han "dicho" en toda mi vida.
Gracias por traerlo aquí.
Creo que me lo voy a cortar y pegar en las memorias. Como la medalla que nunca me colgaron.
Graciñas!!

cactus girl dijo...

SIESLO, gracias. No sé si soy merecedora o no, pero mi trabajo sí lo hago con bastante ilusión. No sin que haya días bastante agobiantes, la verdad.

Y sí, yo recuerdo algún que otro profesor que me dejó marcada. Pero yo creo que nos marcan sutilmente. A base de inculcarnos valores, pero de los buenos.

Un beso guapa

cactus girl dijo...

JOTA MATE, me alegro que te haya gustado. La palabra MAESTRA me encanta, sobre todo para las infantiles. Esa o "seño", que la oigo al cabo de la mañana unos nueve millones de veces...
Un saludo

ROCKDELGO, yo creo que sí estamos valorados...Pero las vacaciones y los puentes ensombrecen esa valoración positiva...Aunque yo creo que están muy bien puestas, porque yo llego por los suelos!!
Besos variados

cactus girl dijo...

LOURDES, me alegro que te haya gustado. La verdad es que sí que me emocionó bastante. Será orgullo de profesioón!!!

Un besete guapa

YURIA, ya veo que te has puesto al día...!!!! Me apunto el libro y lo de que algunos curas son buenos. EL post del ruido te lo perdono, que ya has hecho bastante tarea.

Mua

cactus girl dijo...

E, cuánto tiempo.. Me alegro mucho de "verte".

Un besaco!!

DAVID, hare seguir tu propuesta a mis compis de primaria, porque yo tarea mando poca!!!! Qué lástima de mis infantiles, con la caña que le metemos ya por las mañanas!!

Un beso

cactus girl dijo...

AMADO, me alegro de conocerte y me parece muy interesante lo de tus memorias. Espero que podamos leer aunque sea un trocito algún día.

Un saludo y me alegro mucho que te haya gustado!!

Lakacerola dijo...

Me ha gustado.

cactus girl dijo...

LAKACEROLA, gracias!!! Me alegro mucho.

Juan Carlos dijo...

¡Hola!
Visito por ocasión primera este tu blog y encuentro este bello homenaje al maestro.
Me aúno a tu saludo y a la admiración por aquellos docentes que hacen de su profesión un apostolado a pesar de que son conscientes de que más de las veces retribuimos sus esfuerzos con la ingratitud y pagamos su cariño con el olvido.

cactus girl dijo...

JUAN CARLOS, lo primero bienvenido!!

Y yo creo que en el fondo sí se nos reconoce nuestro trabajo, lo que pasa es que las malas palabras y los reproches suenan más fuerte que las alabanzas.

En cualquier caso, yo hago mi trabajo siempre igual de contenta, porque sin ilusión me sería imposible arrancar por la mañana.

Un saludo!!!

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Qué maravilla, yo no soy docente, me alegra que haya gente así, sí, yo también los he visto, de hecho me acuesto con uno que es clavadito, clavadito a lo que has contado, incluidas los caramelos pero son estresis o algo así, juas, juas...
¡¡Vivan los docentes buenos!!
Bss...

GuLa dijo...

Precioso.

Yo tengo grandes recuerdos de algunos de mis profesores. Me enseñaron cosas que me interesaban y cosas que no, cosas que me han servido y cosas que no. Pero lo más importante es que me enseñaron a pensar y a crearme mi propio criterio.

Hay veces que todo el agradecimiento paraece poco para algunas personas y algunas de ellas son esos profesores tan especiales que te marcan.

Seguro que tus alumnos sienten eso por ti.

Ánimo y sigue con esa pasión por la enseñanza, hacen falta profes así.

Besos

Cheli dijo...

Hermoso texto.
Y de verdad, es fundamental, atender a los niños para mi es una de las cosas mas importantes, la educacion, y sin duda, la huella que queda en ellos.
Yo tengo recuerdos muy lindos de aquella epoca, y la que mas tengo siempre en mente es a mi maestra Susana, era divina, una mezcla de firmeza y cariño, que es lo que necesita todo niño, siempre la recuerdo y mira que la hacia enfadar, porque nunca dejaba de hablar, ella decia que yo era un "murmullo constate en clase" jejeje no se si me recordara con el mismo cariño que yo a ella.
Besos.

Sonix dijo...

Vivan las buenas profesoras, desde luego creo que no es la primera vez que te lo digo, pero os admiro un montón a las y los que lo hacéis con ganas, sacrificio y entrega. Sin duda vuestro trabajo es muy importante, ojalá los padres os lo pusieran algo más fácil a veces.

La chica en el espejo dijo...

Bonito texto. Yo tb pienso como Sonix, ojala los padres lo pusieran más fácil. En lo personal amo trabajar con los niños pero tratar con los padres me estresa, afortunadamente también los hay comprometidos, agradecidos y amables. Algunas personas piensan que cualquiera puede ser maestro, yo pienso que casi cualquiera puede entretener niños por un día, pero trabajar con ellos 200 días, formarlos en valores, trabajar contenidos y lograr que ellos aprendan, mientras se libran obtáculos como falta de apoyo institucional, falta de recursos, poca disponibilidad de algunos padres para apoyar a sus hijos, limite de tiempos, actividades extraescolares, eventos y festejos a lo largo del ciclo escolar, entre muchos otros, eso no cualquiera, y si a eso le agregamos trabajar en zonas rurales y de alta marginación como en mi caso...para eso se necesita vocación. Pero el esfuerzo se ve recompensado con un abrazo, un beso, un dibujo, una sonrisa de tus alumnos, o cuando alguno del ciclo anterior llega a tu salón y te dice "se acuerda profe cuando...o ay como extraño mi salón". Perdón por extenderme tanto, pero en verdad amo mi trabajo.

La chica en el espejo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cactus girl dijo...

MARI CARI, te acuestas con un docenteeeeeeeeee???? Oh oh...cuenta, cuenta...;)

GULA, gracias por tus ánimos, muchas veces hacen falta algunas palabras de aliento.
Los profesores de antes nos enseñaban valores, que es mucho más importante que determinados conocimientos que a veces no sirven para nada. Quién se acuerda de las raíces cuadradas???? (Bueno, yo es que soy de letras...;)). Un besete

cactus girl dijo...

CHELI, seguro que sí te recuerda. El otro día en Jerez, me encontré con mi profesora de HIstoria de 3º de BUP y parecía que nos habíamos visto ayer en un exámen!!! Fue genial...

SONIX, eso es lo que siempre digo yo. Que lo peor de mi trabajo son los padres. Algunos. Pero cada vez son más los que entorpecen nuestra labor y llegas a odiar esta profesión muchas veces por ellos, te lo aseguro. Es el comentario más extendido entre los colegas.

LA CHICA EN EL ESPEJO, no pidas perdón por extenderte, aquí no hay límite de palabras!!! Y la verdad es que no todo el mundo vale, aunque algunos crean que sí. Hay que tener mucha paciencia, vocación y que te guste, porque si no te conviertes en una maestra de esas de antes, de las que hacían calceta mientras los niños se mataban en clase..

Un beso grande para las tres.

♥ Ana ♥ dijo...

Bueeeno, vaaale, os merecéis todas las vacaciones que tenéis jajaja.

Es una profesión preciosa y muy vocacional, quizá por eso lo dejé, no sé, me arrepiento pero tal vez no era para mí por alguna razón que desconozco.

Un besazo.

Sandra dijo...

Creo que la labor del maestro esta infravalorada, y mucha culpa de eso la tienen los padres que no les dan el lugar ni la autoridad que merecen.

Besitos.

mari dijo...

Vaya, que multitud de opiniones, que bien!!
Es una figura muy importante, aunque como en todas las profesiones hay buenos, malos y regulares.

Pero si te gusta, es una profesión muy bonita y sobre todo en Infantil, que son muy agradecidos.

Besos pedagógicos

cactus girl dijo...

ANA, ya te he dicho un montón de veces que hubieras sido una maestra de primera. Los colegios del mundo han perdido mucho sin una maestra con la imaginación que tienes tú...

SANDRA, ufffffff...es que el tema de los padres es muy duro...Llevas más razón que un santo, lo que pasa es que ese tema da para un post o un millón...

MARI, cómo andasssssssss???? Buenos, malos y regulares, de todo hay. Y es una lástima, porque un tonto jode a un pueblo..

Un besaco grande para las tres

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Pues sí, es que me enseña cada cosa, chica!!! juas, juas... y lo mejor es que lleva muuuuchos años enseñándome y claro, yo soy una esponja estoy en esa edad, je, je... todo lo aprendo rápido. Ahora, si hablamos de aprender en clase... uffff! Qué pereza, chica!!!
Bss... curiosilla... por cierto... el Jardín pregunta por ti... ven a reír un rato....

Pedro dijo...

Hola, soy Pedro, maestro y autor de Esos locos que enseñan, que es una adaptación de Esos locos que corren, del escritor uruguayo Marciano Durán. Me alegro que haya gustado el texto, quise reflejar nuestra realidad del dia a dia. Está publicado en mi blog:unmaestrocualquiera.blogspot.com

Saludos.

Si el equilibrio me espera un poco más...quizá llegue a tiempo de alcanzarlo...