domingo, 20 de abril de 2008

Domingo...


No es el domingo el culpable de mi soledad. Soy yo misma.

No son las nubes las responsable de que mi día sea gris. Es esta maldita calma.

No es el frío el que me provoca esta convulsión total de mi cuerpo. Es la pérdida.

No es al multitud de gente en mi casa la que me ahoga. Es la soledad.

En cualquier caso, nadie es responsable de mi estado. Sólo yo.

Ójala y todo vuelva a encajar.

2 comentarios:

mari dijo...

Tía! el día que has empezado tu blog es un clásico: 20 de abril del 90,.....bueno del 2008, pero sigue siendo un clásico.
Yo es que soy mu tonta pa las fechas.

Bueno mona, recuerda que aunque llueva ponte las gafas de sol para veeeerte mejor(caperucita roja)

Perdón por la gilipollez

Besos besotes

a n a dijo...

CANJE - MARIO BENEDETTI -


Es importante hacerlo:

quiero que me relates
tu último optimismo
yo te ofrezco mi última
confianza

aunque sea un trueque
mínimo

debemos cotejarnos
estás sola
estoy solo
por algo somos prójimos

la soledad también
puede ser
una llama.

VENGO DE PASEAR, QUÉ FRÍO! PERO DE NUEVO HOY HE VISTO EL ARCOIRIS (DOBLE ADEMÁS, Y ENTEROS); SIEMPRE QUE VEO EL ARCOIRIS, NADA MALO PUEDE PASAR!!!

Si el equilibrio me espera un poco más...quizá llegue a tiempo de alcanzarlo...