sábado, 19 de diciembre de 2009

Amigo, bebe, que la vida es breve...



Es curioso ver a la gente en plena cena de empresa (de cole, en este caso) cuando tú estás en plenas facultades y los demás están con una castaña del quince.



Anoche, como conducía yo, no bebí...mucho, porque una mariscada con agua es como quien tiene tos y se rasca, así que mis tres vinitos blancos cayeron. Más no.


Peeero claro, el resto de la gente, me dobló en vinos, sumaron chupitos y algún que otro cubata. Con lo cual, anoche fui una mera espectadora de un montón de películas que tantas veces he protagonizado yo.


Casi todo el mundo perdió los papeles, cada maestrillo tenía su "vinillo" y yo no me pude reir más, la verdad. Lo de anoche fueron verdaderas transformaciones, y no lo que hace Ben 10 con su reloj: los serios, llorando de risa y hablando sin parar; los cacho letanías, contando chistes porno; los malos, diciendo que "el mundo los ha hecho así"; los buenos, poniendo a parir a los malos; los callados, tocando la pandereta...


Y cuando ya me iba y mi eterna enemiga, la que me amarga la vida porque es una psicópata de libro, me dijo que me iba sin que hubiéramos bailado juntas (con tirón de coleta incluído), decidí que el año que viene me BEBO UN BAR, aunque a la vuelta me quiten los puntos y me metan en la cárcel.


La que suscribe no tiene ya tanta fortaleza mental para aguantar, ver y oir según que cosas estando sobria.



29 comentarios:

Verónica dijo...

Tal como lo has contado, no puedo decir menos que estoy totalmente de acuerdo contigo. Diré más, en la próxima reunión voy a llevarme una cámara y pienso grabar la velada entera para descubrirme, en el después, en toda mi salsa ...

cactus girl dijo...

No dudes VERÓNICA, que si nos viéramos más de uno en vídeo después de una noche de estas, nos moriríamos de verguenza...Y diríamos la frase de siempre: YA NO BEBO MÁS..hasta la próxima, claro..

Un besete

Yuria dijo...

¿Tu sabes aquello del TABERNERO, que me contaba mi padre? Pues que aquel tabernero no hacía negocio, y, al ver que perdía,... TAMBIÉN BEBÍA, jaja.Pues, eso.
Un beso

Miguel dijo...

Yo también he tenido comidas de esas, pero ahora, no sé si son los años, pero ya no me prodigo tanto. Ahora sólo voy a comidas más "formales", pero tienes razón, en estas comidas a veces se pulen diferencias, es lo que tienen de bueno.

Un abrazo, colega.

Zara dijo...

Odio el alcohol. Es horrible.

Nacho dijo...

Pues yo me veo sobrio y borracho y soy igual de simpático, jeje. LA gente no sé por qué cambia tanto. Supongo que porque cuando están sobrios asumen un papel que olvidan con alcohol encima.

Lourdes dijo...

Yo no bebo porque no me gusta nada. Pero vaya, que lo mismo me río y me lo paso bien así, sin beber.
Eso sí, para ver a todo el mundo "desorbitao" y tú fuera de lugar, casi mejor unirte al club aunque te quiten los puntos y eso, no?.
Ya sabes: Si no les puedes, únete.
jeje

Muchos besos!

cactus girl dijo...

Me ha encantado el dicho YURIA, me ha encantado...Es una manera de sobrevivir como otra cualquiera!

Un beso

MIGUEL, no me creo yo mucho que se arreglen diferencias en este tipo de eventos...Que con dos copas somos todo el mundo muy buenos. Pero si se saca algo bueno, bienvenido sea..

Un abrazo

cactus girl dijo...

ZARA, y con la edad es mucho peor todavía! Que las resacas duran una semana...

NACHO, efectivamente, el alcohol desprende las etiquetas y las caretas. Ya no me queda claro, con tanto como he visto, qué parte es la verdadera. Alguna gente me confunde, en serio.

LOURDES, haré mío el lema para la próxima vez, no lo dudes!

Un besaco

Solecito dijo...

Jejeje.. No sé que me da más pena.. si recordar que más de alguna vez hice ese tipo de cuadro.. o ponerme a pensar que estoy vieja y por eso dejé de hacerlo.. Sea cual sea la opción, SIEMPRE es divertidísimo ver al compañero de oficina tan serio tratando de bailar como Travolta!


Besos bella!


cactus girl dijo...

Ay SOLECITO, cuando se acuerde mi compañera la psicópata que me dijo que bailáramos juntas, le da algo a la pobre. Lo mejor fue la cara que se me quedó. Un poema, vaya...

Y sí, la edad influye bastante en el sentido del ridículo, directamente proporcional a la cantidad de alcohol que se ingiera, por supuesto.

Un beso guapa

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

jajajaj, me alegro que te partieras, pero qué pena no verte la carita cuando le concediste el balie a esa especie, dentro del género humano. ¿Perdona, de qué especie?

UN beso pinchico

Aida dijo...

Lo improtante es que te hayas reído, aunque hayan sido situacione sun tanto surrealistas. Es genial ver a la gente en esas circunstancias, pueden dar mucho de sí!
Besos fríos!

cactus girl dijo...

Uy, BRUNI, pero si no se lo concedí!!!! No ves que estaba fresca como una col..Pero vamos, que al enemigo ni agua, bebiendo o sin beber..

Un besete

AIDA, y que lo digas...Ya verás qué ratos de cafés nos esperan el lunes, ya verás...

Un beso

Suerte, de la Mala, pero Suerte dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Suerte, de la Mala, pero Suerte dijo...

Pues mirad el siguiente monólogo que me ha parecido un viaje al pasado lejano y, también, por qué no, cercano.

http://www.youtube.com/watch?v=RyuFU9LL4ME

cactus girl dijo...

Ya lo había visto porque me lo mandaron por mail hace un tiempo. Y cada vez que lo veo más me río. Por lo que se acerca a la realidad!

Un beso SUERTE. A ver si nos vemos en las Pajjjcuas..

Fiebre dijo...

Menos mal que en la mía de ayer, bebimos todos como cosacos.

Así acabamos, bailando el Kasachoff (o como se escriba) en mitad del pub.
Ay, amiga...Esos momentos son impagables.

LA YOLI dijo...

En mi centro no tengo una enemiga, está "la enemiga" a secas (todavía no he encontrado a nadie a quien le caiga bien) Pues no veas lo simpática que se puso con dos copitas. Eso sí al día siguiente como siempre "una borde de cuidado"
¡Que le den! Que así le va.

Bérnicus dijo...

Un modo de pasarlo mal es ver una fiesta desde fuera de la misma.

Recuerdo la primera noche de San Roque en que no me metí en juerga, en que me quedé tranquilamente apoyado en la barra charlando con algunos amigos presenciando en primera fila la progresiva e imparable degeneración de los que iban llenándose de alcohol y perdiendo las formas, los papeles y finalmente hasta los sentidos.

Un espectáculo execrable.

Y tantas veces que había estado yo allí en medio del jaleo, tan bien y tan ricamente sin darme cuenta de nada y disfrutando como un enano...

Mejor, sí, beberte un bar. Aunque ni puntos ni nada, vuelve en taxi. Que vida no hay más que una y el conducir alcoholizada puede tener peores consecuencias que una sanción de la DGT!

cactus girl dijo...

Es que es eso YOLI, que luego, al día siguiente, todo el mundo vuelve a su ser. Y las conciencias empiezan a dar vueltas y más vueltas....

FIEBRE, y de medias qué tal??? jajaja...me parto contigo...EL año que viene bailo hasta la jota aragonesa, si es menester..

BERNICUS, totalmente de acuerdo contigo. Pero de taxi nada! Que son 25 km majo!!

Un beso gordo a los tres

MARIETA dijo...

Yo este año me he quedado sin cena de Navidad... Es lo que tiene estar de baja. Me han invitado a ¡¡4!! para ayer y me he quedado en casa con maridito & Antón en el sofá calentitos....
Ventajas?? No tienes que aguantar a compañeros gilipollas y sobre todo, que si te pasas con el whisky sólo hay que atravesar el pasillo o simplemente quedarte a dormirla en el sofá... JA JA JA
(yo creo que a la Navidad alérgica alérgica no soy...)
Saludiños!

Amparo dijo...

que la japuta esa te cojio de la coleta?????????? y no le diste dos leches?????, amos amos, pero sera falsa la tia, bueno por lo menos te lo pasaste bien cariño, algo es algo, el año que viene en taxi y te pillas una kurda de las buenas.

cactus girl dijo...

MARIETA, pues tampoco es mal plan.Tú sí que sabes, jodía...

AMPARO, la verdad es que fue un leve tirón, casi amistoso, fíjate...pero se arriesgó a que le sacara los ojos en ese momento, eso no lo dudes...

Un beso graaaaannde

Marisabidilla dijo...

A mí también me tocó un año llevar el coche y uno y no más. Ver a tu jefe despchugado tocándose los pezones es una de las cosas estremecedoras que me ha pasado en la vida. Seguro que si hubiese estado borracha como una cebra no hubiese quedado tan traumatizada...

cactus girl dijo...

Ay, MARISABIDILLA, lo de tu jefe es muuuucho peor que lo de mi compañera, muuuuuucho peor...

Jajajaja, me troncho...

Un beso y encantada!

JC. dijo...

Apuntate para el año que viene a no conducir. Ole tus ov...... y resistir la tentación. A la enemiga, haberte hecho la bebida y le hubieras soltado tres fresca (ahora como está todo nevado). Besos y feliz navidad.

LA VANE dijo...

Yo la ultima cena de Navidad prefiero no recordarla porque fue de verguenza. Todavia ando con la cabeza escondida bajo la bufanda por si alguien me reconoce. Mira que hubo gente que hizo el ridiculo pero es que yo lo hice como la que mas y lo peor es QUE YO ME ACUERDOOOOOOO¡¡¡ Al menos los demas han tenido la suerte de dejarlo en sus subconsciente.

Sandra dijo...

Es que no hay cosa mas ridicula, a mi entender, que una mujer borracha, un hombre tambien, pero en la mujer aun queda peor.

Sientes verguenza ajena la verdad, pero eso si, reirte te ries un rato.

El año que viene te vas en taxi, asi ademas de carcel y puntos, te ahorras la vida, que en noches como esta mas de uno la pierde ;)

Besetes.

Si el equilibrio me espera un poco más...quizá llegue a tiempo de alcanzarlo...